Saltar al contenido

Hijos Triunfadores – Claves para criar hijos en el Siglo XXI

Trainer-Pascual-Kin-APALANCANDO-TUS-PASOS-A-LA-CUMBRE - Formando Hijos Trinfadores

3 Claves Para Los Padres de Familia

Hijos Triunfadores es el resultado de padres capacitados.

Hoy los medios de comunicación están bombardeando e influenciando demasiado a nuestros jóvenes en cómo actuar y vivir sus vidas. Los padres de hoy viven más angustiados y frustrados de ver a sus hijos como piensan y actúan.

Y no es para menos, vivimos en una sociedad donde los intereses materiales son más importantes que los valores humanos. Si desea en verdad  ver a tus hijos triunfadores, debes proveerles un ambiente de seguridad, amor y respeto en tu hogar.

Hoy vamos a darte 3 claves para Impactar positivamente la vida de nuestros jóvenes para ser adultos felices y responsables, Hijos Triunfadores.

Clave #1 para tener hijos triunfadores: Trabajar en nuestra pareja.

Hoy en día los matrimonios van en descadencia y los divorcios en aumento. Tu, padre de familia, necesitas parar esta epidemia poniendo a tu pareja como prioridad número uno, antes que a tus hijos.

¿Sabías que muchos padres están más interesados en que los hijos sean profesionales que se olvidan de enseñar y modelar un matrimonio sano del cual ellos tomaran como ejemplo para su futuro matrimonio y relaciones personales?

«¿Cómo puedes trabajar con tu pareja?»

Teniendo citas a solas entre ambos. Se recomienda una vez por semana salir solo el esposo y esposa. La plática debe estar reservada en cómo se siente uno del otro. Compartir miedos, triunfos, metas, sentimientos. Esto ayudará a mantener la chispa del AMOR encendida.

«¿Y  las mamás o los papás solteros?»

No importa, lo importante es que tu vida no gire solamente alrededor de tus hijos. Debes cuidar también tu vida personal a través de socializar, hacer ejercicio, divertirte. Siempre y cuando lo hagas sanamente y modelando buena conducta para tus hijos. Esto te ayudará a ser más paciente y tolerante con ellos.

Clave #2 para tener hijos triunfadores: Vida espiritual.

Un joven no espiritual, tiende a dejarse llevar por sus instintos físicos como: la sexualidad desenfrenada, drogadicción, ocio, violencia, vanidad.

Sin embargo, un joven con disciplina espiritual, tiende a guiarse por los deseos de su espíritu como: Amor, compasión, felicidad, generosidad.

Tú y tu pareja deben elegir un espacio en tu hogar para orar y meditar. Tus hijos te están observando y en su vida futura como adultos lo llevaran a cabo.

Clave #3 para tener hijos triunfadores:  Tener planes y metas como familia 

Muchos padres ponen a sus hijos como su meta primordial.

No tienen metas personales, tienden a meterse en la vida personal de sus hijos adultos o bloquean sus sueños por miedo a quedarse solos.

Ellos pronto volarán, ya sea a la universidad, matrimonio, trabajo.

Recuerden que son 18 años que tienes o tuviste para impactar la vida de tu joven adolescente.

Tú necesitas tener metas a corto, mediano, y largo plazo. Esto no significa abandonarlos y olvidarte de ellos, si no más bien ser un modelo de superación y sabiduría.

Ten salidas espontáneas, sal a jugar al parque o simplemente ve a comer una nieve. Tal vez planea unas vacaciones.

Además, es importante tener sueños y metas como padres y trabajar en ellas diariamente.

Tu meta es enseñarles independencia, habilidades de vida y responsabilidad.

9 Claves para criar hijos triunfadores en la nueva era del Siglo XXI

Estas son las pautas de crianza, según un estudio, que volvieron exitosos a algunos ‘millennials’.

Este siglo nos trajo consigo una generación llamada los ‘millennials’, que van desde los nacidos a mediados de los 80 hasta los nacidos a principios de este siglo.

Muchos de esta generación ya están entrando a formar parte de la fuerza laboral, y no lo están haciendo con el éxito esperado. Ellos fueron criados por padres permisivos que no querían que sus hijos sufrieran ni siquiera un momento. Igualmente, fueron altamente gratificados de manera casi inmediata, usando frecuentemente todos los aparatos de tecnologías disponibles en el mercado.

Crecían con la idea de ser merecedores de todo lo que quisieran. Desafortunadamente, estas falencias en su crianza los condicionaron a pensar que iban a lograr grandes cosas de manera rápida.

Al empezar a trabajar se estrellaron con otra realidad muy diferente, con la cual no han podido convivir adecuadamente. No encontraron gratificación inmediata ni reconocimiento de sus jefes, lo cual era lo que esperaban. Por lo tanto, muchos de esta generación han tenido problemas laborales y cambios de trabajo constantes, ya que ven que no logran escalar rápidamente ni son “importantes” ni “protagonistas”, como ellos pensaban.

Se sienten poco valorados por las empresas, y su creencia de ser “alguien” rápidamente en su trabajo no sucede de manera tan fácil como ellos creían. Algunos están adaptándose poco a poco, trabajando duro y con paciencia para lograr sus objetivos.

Sin embargo, hay algunos de los miembros de esta generación que sí están trabajando bien, dando resultados positivos; ellos fueron criados de manera diferente, y un estudio demostró cuáles eran las variables que les habían permitido estos triunfos a unos cuantos, solamente.

Estas son las 9 pautas de crianza, según el estudio, que les han permitido ser exitosos a algunos ‘millennials’.

1. Los padres no les decían que podían ser lo que quisieran. No los elogiaban si no lo merecían. Sus padres estimularon sus talentos y trabajaron para que mejoraran sus necesidades.

2. Todos los jóvenes del estudio tenían en casa la buena costumbre de comer en familia por lo menos una vez al día, esto les dio sentido de pertenencia, estructura, organización y el poder compartir con sus padres. Se sabe que una familia que come unida de manera regular les da fuerza a sus hijos.

3. El tiempo frente a la pantalla fue controlado por los padres desde la infancia. 
No fueron expuestos de manera regular a la pantalla sino hasta los 18 meses; a partir de esta edad, a los ‘millennials’ se les permite ver televisión por tiempo limitado.

4. Todos tenían madres trabajadoras que no les hacían todo en la casa, estos hijos crecieron viendo el ejemplo de una madre productiva y cumplidora de un deber. La madre no estaba presente todo el tiempo sobreprotegiéndolos, sino que, por el contrario, era una madre que les daba ‘tiempo de calidad’, y su ausencia obligó a la familia a ser más disciplinada y volvió a los hijos menos dependientes y, por lo tanto, más autónomos.

5. Todos estos jóvenes tuvieron, desde niños, alguna responsabilidad en su hogar, 
así esta fuera pequeña. Como puede ser organizar su cuarto, manejar una mesada etc.

6. Todos tuvieron que esperar en algún momento para obtener gratificación. Definitivamente no era inmediata, y tenían que ganarse los privilegios poco a poco; a raíz de esto desarrollaron resistencia y resiliencia.

7. Sus padres les enseñaron de manera explícita el sentido de la lealtad, ya fuese a la familia o a los amigos. Esto después se ve en la lealtad que desarrollan hacia la empresa. La lealtad trae consigo el trabajo en equipo y la colaboración con otros.

8. Estos niños tuvieron oportunidad de viajar y desarrollaron una mayor flexibilidad y tolerancia hacia los demás y sus costumbres. Esto les permitió, en la adultez, adaptarse fácilmente a cualquier ambiente.

9. Se les permitió cometer errores y aprender de estos. No se los protegió; por el contrario, se les permitió que aprendieran de sus errores y se fortalecieran. Estas claves son muy importantes para los padres de hoy, de la generación Z; tomen nota y ¡manos a la obra!

error: Content is protected !!